Bolivia plantea ante OLADE aprovechar el gas y gasoductos para consolidar la integración y el cambio de la matriz energética regional

UCOM-MHE-22-11-2021.- En representación del Estado Plurinacional de Bolivia ante la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE), el ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, planteó utilizar el gas natural como medio para consolidar la integración y avanzar hacia el cambio de la matriz energética regional, de modo que se garantice la provisión de electricidad para acompañar el desarrollo de los países de dicha zona y combatir el cambio climático.

“Los desafíos que enfrentan nuestros sistemas energéticos regionales también adquieren una particular relevancia, ya que el crecimiento de cada país debe estar acompañado de la provisión energética que garantice este desarrollo y las metas de crecimiento. Por ello, es importante mejorar la infraestructura de distribución gasífera y la de servicios ligados a este recurso, como la electricidad”, expresó el ministro durante su intervención.

En ese contexto, pidió que desde la OLADE se puede abordar papel que juega el gas natural en la mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero. “El gas natural, obtenido de manera convencional, es un vehículo muy importante para avanzar hacia la transición energética y permite a nuestra región tener una oportunidad muy importante, ya que nuestros países pueden aprovechar la infraestructura existente como los gasoductos”, señaló.

Molina enfatizó que Bolivia cuenta con ductos que permiten llevar ese recurso natural hacia Argentina y Brasil, los dos mercados más importantes del Cono Sur, a la vez que destacó nuevos acuerdos firmados entre Bolivia y Perú que viabilizan la construcción de conexiones para gas domiciliario.

“Argentina tiene interconexiones de gasoductos que inclusive están llegando a Chile. Por nuestra parte, hemos firmado acuerdos importantes con Perú en materia de desarrollo de infraestructura de redes de gas, además de otros convenios en materia de integración regional con distintos países permiten pensar que en el futuro esta integración no solo será entre los importantes mercados como Argentina y Brasil, sino que incluirá a países como Paraguay o Perú. Esto es un impacto importante en Latinoamérica, por lo que es necesario desarrollar e ir articulando un proceso de integración”, aseveró Molina.

En la década de los años 70, el crecimiento energético latinoamericano estaba focalizado en las interconexiones gasíferas; pero durante la última década, dejando de lado la pandemia del Covid-19, la región experimentó un periodo de expansión económica que trajo consigo la expansión energética, especialmente en el sector eléctrico.

Desde este punto de vista, Bolivia asumió un papel protagónico en el continente para incluir en ese crecimiento energético la generación de energía mediante fuentes alternativas como los ciclos combinados, que permitan sustituir el uso de combustibles como el diésel por un recurso menos contaminante como el gas.

“Partimos desde Bolivia como un productor importante de gas, el principal exportador durante varios años, acompañando el desarrollo económico que ha tenido la región durante más de una década. En materia de complementariedad con el componente energético, el gas representa un elemento fundamental en la transición hacia una matriz energética amigable con el medio ambiente y debe analizarse por la OLADE. Por eso es necesario generar mesas de trabajo que desde hace un tiempo han sido paralizadas debido a algunos factores políticos y geopolíticos en la región. La OLADE, como brazo operativo y técnico del desarrollo energético de la región, puede convertirse en esa plataforma que nos permita consolidar la integración energética en este ámbito”, concluyó el ministro Franklin Molina.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on print
IMPRIMIR