Molina destaca políticas de reactivación del Gobierno que permitieron conseguir récords de ventas de GLP y de recursos evaporíticos

UCOM-MHE-31-12-2021.- El ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina Ortiz, destacó las políticas asumidas por el gobierno nacional para reactivar el sector energético, lo que posibilitó reanudar y fortalecer la productividad de las empresas estratégicas del Estado. Gracias a estas medidas asumidas, Bolivia registró cifras récords de ventas por gas licuado de petróleo (GLP) y de productos derivados de los recursos evaporíticos.

“Entre enero y noviembre de esta gestión el país generó ingresos de $us128,3 millones por la venta de GLP en los mercados interno y externo, una cifra histórica; del mismo modo hemos batido récord de ventas con Yacimientos de Litio Bolivianos, que entre enero y diciembre de este 2021 reportó ingresos por Bs191,1 millones”, informó la autoridad.

En esa línea, Molina ponderó las gestiones realizadas por el gobierno del presidente Luis Arce para reactivar el sector energético, que quedó sumido en una crisis a causa de mal manejo de las empresas estatales y de las malas decisiones tomadas durante el golpe de Estado.

“Estamos demostrando que hemos tomado las acciones correctas y que trabajamos con responsabilidad por nuestra querida Bolivia para salir adelante. El esfuerzo que le ponemos cada día desde que recuperamos la democracia está dando sus frutos y estos ingresos económicos con cifras históricas benefician directamente a las familias bolivianas”, manifestó el titular de Hidrocarburos y Energías.

Datos

Molina resaltó que durante este año se registró la mayor producción de GLP, llegando a las 395.701 toneladas métricas (TM), superando la producción de 2019 y 2020, cuando fue de 377.436 y 345.071, respectivamente.

De las 395.701 TM vendidas este año, más del 50% se comercializó en Paraguay y el resto se destinó a los mercados de Perú y Brasil.

Bolivia inició con la exportación de GLP en 2013. Ese año obtuvo ingresos de $us4,8 millones; luego $us26,6 en 2014; $us16,1 millones en 2015; $us40 millones en 2016; $us 53,4 millones en 2017; $us52,8 millones en 2018; $us39,6 millones en 2019 y $us29,1 millones en 2020.

Asimismo, el ministro subrayó el incremento de la producción de la planta de YLB en Llipi (Potosí), que también marcó una cifra récord.

“Este año YLB comercializó 51.400 TM de cloruro de potasio, 989 TM de carbonato de litio, 1.555 TM de cloruro de magnesio, 108 TM de cloruro de sodio y 55 packs de baterías de ion litio que significaron el mejor registro de ingresos económicos por la industrialización de nuestros recursos evaporíticos”, señaló la autoridad.

En el caso de la venta de cloruro de potasio en el marcado externo, la mayoría se destinó a Brasil y Chile; mientras que en carbonato de litio se destinan a Asia, Europa y Estados Unidos”, detalló la autoridad.

“Luego de una nefasta gestión entre noviembre de 2019 y octubre de 2020 por un gobierno golpista, hemos reactivado proyectos que fueron paralizados y devuelto la solidez de nuestras empresas estratégicas, y como Ministerio de Hidrocarburos y Energías reafirmamos nuestro firme compromiso de continuar este camino hacia la industrialización que nos permiten generar valor agregado, lo que se traduce en mejores ingresos para los bolivianos”, concluyó Molina.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on print
IMPRIMIR