El mundo vive una bipolaridad geopolítica relacionada al gas y al petróleo

UCOM-MHE-YPFB-21-04-2022.- Los hidrocarburos a nivel mundial y la dependencia energética de las grandes potencias en la coyuntura bélica actual reconfiguran un nuevo panorama geopolítico, en el que se observa una bipolaridad por los poderes mundiales, así lo explicó el pensador y analista mexicano en geopolítica, Alfredo Halife-Rahme, durante el conversatorio “Gas y Petróleo, la nueva configuración de la geopolítica mundial en el sector de los hidrocarburos”, que se desarrolló este jueves en la Universidad de Aquino Bolivia (UDABOL) de Santa Cruz.

“Hay que maniobrar con prudencia para que los países pequeños se manejen con habilidad porque los errores geopolíticos se los cobran caro. Geoestrategia (…). Se habla de una guerra fría 2.0 híbrida que estamos viviendo (…). No diría que Rusia y China van a imponer el nuevo orden mundial, creo en la bipolaridad porque Estados Unidos (EEUU) tiene aún un gran poder y no se lo puede borrar de un tajo”, precisó el experto en geopolítico.

Además, el intelectual mexicano dijo que el conflicto bélico que se vive hoy en día es multidimensional, político, militar, informático y diplomático, entre otros aspectos, que repercuten directamente en la seguridad energética.

El Ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina Ortiz, quien abrió el evento, no es casual que después de una pandemia haya guerras, y que a raíz de estos confictos bélicos se generen desequilibrios en los países. “La pregunta es ¿hacia donde está avanzando? Como parte de la transición energética, países de Europa, Asia, han definido una estrategia de cero emisiones de carbono. Esto mueve la geoplítica del mundo y es parte de las preocupaciones que Bolivia asume con un plan de desarrollo”, aseveró.

En tanto que el economista Pablo Rossell y el analista político Hugo Moldiz también participaron del evento y analizaron la exposición magistral del mexicano. Ambos coincidieron en que hay una reconfiguración del nuevo orden petrolero y gasero mundial, por lo que los países latinoamericanos que cuentan con estos recursos deben analizar bien las relaciones que construyen con las potencias del mundo. 

“EEUU no cree en el equilibrio del poder y EEUU no va a renunciar a ser una potencia del mundo”, precisó Moldiz, quien señaló que las alianzas estratégicas con grandes economías pueden ser híbridas y favorables para Bolivia, tomando en cuenta el panorama actual.

Jalife-Rahme destacó que el país tiene una gran ventaja para las inversiones por las “oportunidades de legalidad y porque hay gobernabilidad”. Bajo esa afirmación, Rossell señaló que “hay que tener mucho cuidado de cómo se hacen las cosas y qué tipos de alianza se hacen para beneficiarnos de nuestros recursos a favor del país”.

El pensador mexicano también resaltó el importante papel del litio en la realidad boliviana y destacó la pujanza económica que se vive en el país y es visible en sus ciudades, como es el caso de Santa Cruz.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on print
IMPRIMIR