Contratos con Vintage y Canacol prevén inversión de $us 777 millones en 7 proyectos de exploración y explotación

UCOM MHE 02-05-24.- El Ministerio de Hidrocarburos y Energías proyecta la ejecución de una inversión en exploración y explotación de hidrocarburos de alrededor de $us 777 millones con la entrada en vigencia de siete contratos de servicios petroleros de las empresas Vintage y Canacol, que representa un aporte significativo en la reactivación del Upstream 2021-2025.

En caso de que las actividades exploratorias resulten exitosas, se estima que el Estado podría obtener aproximadamente $us 2.840 millones en concepto de renta petrolera. Este ingreso adicional sería fundamental para fortalecer las finanzas públicas y también para promover el desarrollo económico del país.

Como parte de la promoción de áreas reservadas a favor de la estatal petrolera, el Ministerio de Hidrocarburos y Energías, junto a YPFB, gestionaron la firma de los contratos con la empresa Vintage Petroleum Boliviana LTD. (Sucursal Bolivia), correspondientes a las áreas Sayurenda, Yuarenda y Carandaiti. Los contratos de estas tres áreas se encuentran en etapa de protocolización y en los siguientes meses iniciarán las actividades.

Asimismo, YPFB gestiona con la empresa Canacol Energy Colombia S.A.S., Sucursal Bolivia, la suscripción de los contratos para las áreas Arenales, Ovai, Florida Este y Tita Techi. Esto representaría el inicio de operaciones de esta empresa en el país, que apuesta por el desarrollo de actividades de exploración y explotación de hidrocarburos.

En la política hidrocarburífera también resaltan las adecuaciones normativas realizadas para el desarrollo de las actividades del Upstream. Estas abarcan las operaciones petroleras de exploración, evaluación, desarrollo y explotación ejecutadas por YPFB, así como las disposiciones normativas destinadas a promover la ejecución de nuevas inversiones en exploración.

Estas inversiones tienen como objetivo la reposición de reservas de gas natural e incorporar producción adicional de líquidos para contrarrestar los costos que implican la subvención de hidrocarburos en el país.

Las modificaciones normativas incorporan disposiciones dirigidas al uso óptimo de los recursos energéticos no renovables, promoviendo su preservación e impulsando el uso de energías alternativas en las actividades de explotación, mediante la incorporación de criterios de eficiencia energética.